LOS KOSHAS O ENVOLTURAS DE LA CONSTITUCIÓN DEL SER HUMANO

 

Desde el punto de vista del  Yôga,  del  Vedanta  y del  Samkhya, el ser humano está formado por tres cuerpos diferenciados pero interrelacionados. El cuerpo físico, el cuerpo mental y el espiritual. Por su parte estos tres cuerpos contienen a su vez cinco envolturas llamadas  Pancha Koshas.  Desde el punto de vista tántrico se subdividen en 7 Pancha Koshas. La primera referencia a los koshas aparece en el Taittinya Upanishad, escrito tres mil años atrás.

Sthula Sharira,   el cuerpo burdo, es el cuerpo físico, la carne y los huesos y cuya anatomía está establecida de forma precisa. Hasta el momento de la muerte es el vehículo donde se aloja el cuerpo sutil y el causal.  

Sukshma Sharira,   el cuerpo sutil, que no es visible para el ojo, pero que experimentamos. Comprende en el ser humano el aspecto energético, vital, mental, emocional y psíquico. Esta constituido por los cinco aires vitales  (pancha pranas), los cinco órganos de conocimiento  (gñanendriyas)  y las cuatro facultades de la mente individual o  antah karana  (budhi, intelecto;  ahamkara, ego;  manas,  pensamiento y  chitta,  memoria).  

Karana Sharira,   el cuerpo causal, origen de los otros dos. Es el componente más puro del ser humano. Se encuentra más allá de la mente y su naturaleza es la bienaventuranza. Constituye la esencia del ser humano y es donde reside el Ser, el  Atman  o el alma.

Los siete  Koshas  o envolturas de la constitución del ser humano son los siguientes:

Annamaya Kosha,   envoltura hecha de comida, es la envoltura física compuesta de carne, huesos, sangre, etc. y es la manifestación más densa del ser humano. Se alimenta del  prana  (energía) más burdo en forma de comida, agua, aire, pero depende de los  pranas  más sutiles, pertenecientes a las otras envolturas. Según el Tantra y el  Yoga  toda la materia está compuesta de cinco  Tattwas  (principio o elemento). Los  tattwas  son principios de la realidad y también estados y formas de la experiencia. Los  tattwas  impregnan todo el Universo y nuestro cuerpo-mente. Son emanaciones creadas por la diferentes frecuencias de vibración de la energía. Los primeros cinco  tattwas  son:  akasha  (éter),  vayu  (aire),  agni  (fuego),  apas  (agua) y  prithivi  (tierra), pero según el Tantra son hasta treinta y seis y se dividen en puros  (suddha tattwa), puros-impuros  (suddhasuddha tattwa)  e impuros  ( asuddha tattwa).

Pranamaya Kosha,   envoltura hecha de  prana  o energía vital, es una réplica energética del cuerpo físico, al cual da vida y sostiene. El  Prana  es la energía vital, responsable de iniciar la vida y también de traer la muerte. Ingresa en nuestro organismo a través de diferentes vías, la respiración, la comida y los líquidos. Se distribuye por nuestro cuerpo y se manifiesta en cinco tipos diferentes de energía: prana, apana, sanama, udana y vyana.

Manomaya Kosha,   su naturaleza es más sutil que la de Pranamaya kosha. Está constituido por los cinco órganos de la percepción  (gñanendriyas), oído, tacto, vista, gusto y olfato; los cinco órganos de la acción (karmendiyas), habla, aprehensión, movimiento, generación y excreción; y el pensamiento (manas). Es también el lugar de las emociones y los sentimientos, registra los fenómenos internos y externos y realiza la función del pensamiento, y se alimenta de las experiencias de la persona.  

Vygñanamaya Kosha,   que también se denomina envoltura psíquica o cuerpo intuitivo, se dice que por su proximidad al Ser  (Atman), posee el reflejo de su luz, el reflejo del conocimiento puro. Aquí es donde residen las facultades superiores de la mente. Cuando se desarrolla su potencial, mediante la práctica de la meditación, se manifiestan la intuición o conocimiento directo, la sabiduría, las percepciones extrasensoriales, etc. Es también la residencia del ego (ahamkara), el principio de individualidad que nos hace sentirnos diferentes de los demás. Junto al  pranamaya kosha  conforma el cuerpo sutil.  

Anandamaya Kosha,   la envoltura de bienaventuranza o felicidad que da origen a los demás koshas. Transciende el conocimiento intuitivo y se experimente la dimensión transcendente del ser humano donde no existen ni el tiempo, ni el espacio, ni la individualidad. En su centro reside el Ser oAtman,  cuya naturaleza es  Sit, Chit, Ananda  (existencia, conocimiento y bienaventuranza).

Cittamaya Kosha, significa el “cuerpo de consciencia”, haciendo referencia a la Consciencia universal, la mente pura, quieta.   Es la mente trascendental que impregna todo el universo. Mahat, conciencia cósmica.
 
Atma kosha o Sat kosha, el cuerpo del “atman” que en sánscrito hace referencia al Ser o Espíritu universal. Relacionado a lo Causal. Es el Infinito mismo, el Todo en el que todas las posibilidades están contenidas.
 

¿Qué es yôga?

Es importante aclarar ¿qué es yôga?, dependiendo del linaje de la tradición tanto la línea Vedanta, Samkya, Tántrica o Yoga Clásico, aclara que yôga es el cese de las fluctuaciones de la mente, donde se alcanza un estado de mayor conciencia y cualquier metodología que nos conduzca a este estado de evolución interior se puede considerar yôga. Leer más...

 

 
 

Los Mantras

Mantra es una palabra de origen sánscrito, que está formada por los términos manas y trāyate, que se traducen como mente, protección y liberación, respectivamente, de ahí se dice que un mantra es un instrumento para liberar la mente del flujo constante de pensamientos que la confunden y brindarle protección. Leer más...

 

 

Koshas y la Anatomía energética

Desde el punto de vista del Yôga, del Vedanta y del Samkhya, el ser humano está formado por tres cuerpos diferenciados pero interrelacionados.

El cuerpo físico, el cuerpo mental y el espiritual. Por su parte estos tres cuerpos contienen a su vez cinco envolturas llamadas Pancha Koshas.

Leer más...